sábado, 27 de octubre de 2012

MENSAJE DEL SEÑOR JESUS 22 DE OCTUBRE DE 2012


MENSAJE URGENTE, URGENTE, URGENTE,
DE JESUCRISTO, JESUCRISTO, JESUCRISTO,
REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES,
DEL CIELO, DE LA TIERRA Y DE TODA LA HUMANIDAD


22 DE OCTUBRE DE 2012
HORA: LA QUE ESTAIS VIVIENDO
MEDELLIN, COLOMBIA
“EN OBEDIENCIA A MI SANTA MADRE MARIA,
YO, JESUCRISTO, REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES,
LES EXPLICO SI HAY O NO
“ALRREDEDORES DEL INFIERNO”

¡Oh! niños amados de mi Corazón Paternal, Yo Jesucristo, Rey de reyes y Señor de señores, y obedeciendo órdenes de mi Santa Madre María y Madre de mi Iglesia que sois cada uno de vosotros, me dirijo con mucho amor y humildad a todos mis hijitos en el mundo entero, a todos los que se preguntan si existen las afueras del infierno.

Yo mismo responderé diciéndoles que SI existen, y se los puedo explicar así como les he explicado tan desmenuzadamente; palabra por palabra nuestros mensajes urgentes, urgentes, urgentes.

Desde el principio del pecado alguien halló gracias para que la humanidad no pereciera del todo, íntegra: En Génesis 6: 8: “Pero Noé halló gracia a los ojos de Yahvé”.  Así como tuvo mi Padre Dios Yahvé, gracia y misericordia con 8 humanos; dice así en Génesis 7: 13: “En aquel mismo día entró Noé en el arca, como también los hijos de Noé: Sem, Cam y Jafet, y la mujer de Noé y las 3 mujeres de sus hijos”.  Y por la misericordia de mi Padre Dios Yahvé, ellos fueron salvados para repoblar la tierra nuevamente.  Y nuevamente el pecado continúa hasta ahorita, y mi Padre Dios Yahvé les advirtió en las tablas de la Ley, que no podían cometer estos pecados, en Exodo 20: 1-20, los pueden leer muy detenidamente, y mirad mis niños, hasta ahorita como continúan cometiendo estos pecados.

Las generaciones que hay vivientes aquí en la tierra, cometiendo los pecados y sin tener o buscar una mínima esperanza para arrepentirse, son las mismas generaciones que murieron en el pecado y no se arrepintieron.

Escuchen y lean muy bien y atentamente, y deténganse a discernir claramente a la luz de mi Santo Espíritu, estas gracias que Noé halló de mi Padre Dios Yahvé.  Son las mismas gracias que les ha dado y le está dando a todo ser humano que ora, reza, repara, manda a celebrar mis Santas y Divinas Eucaristías, que reza el Santo Rosario a mi madre María Santísima y el de Mi Divina Misericordia; a los que hacen vigilias ante mi Presencia en la noche o de día en el Santísimo, en peregrinación visitan nuestros santuarios en reparación y desagravio, rezan jaculatorias constantemente y ofrecen hasta su propia vida para salvar a las almas mas abandonadas y que están en peligro de condenarse.

Y para aclararles a muchos de mis hijitos amados, les digo que en el mas allá, hay muchos lugares distintos, y el mayor son los Cielos revestidos con el manto blanco y azul claro de mi bendita madre María.  Allí van las almas que aquí en la tierra vivieron dignamente las Santas Leyes de mi Padre Dios Yahvé y cumplieron los reglamentos de la Fe y de la Iglesia Católica con los 10 mandamientos, y confesaron sus pecados ante un Sacerdote ordenado por mis leyes y me prometieron nunca jamás volver a pecar, y que ahora están con nosotros.

¡Oh! pequeños niños de mi Corazón Paternal, les cuento también que desde el Cielo al Santo Purgatorio, hay una distancia prudente, medida por mi Padre Dios Yahvé para traer a estas almas que se arrepintieron y que caían nuevamente, se levantaban y caían, y que lucharon hasta lograr alcanzar lo mas posible, pero que a la hora de su muerte los cogió caídos y que por muchas oraciones de sus familias, les concedimos las gracias de ir allí, al Santo lugar del Purgatorio.  Escuchen muy bien hijitos míos, hay otro lugar que se llama limbo; también a cierta distancia del Santo lugar del Purgatorio; a este lugar del limbo, van las almas de los que no fueron bautizados aquí en la tierra.  Allá hay de ciertas edades, un cuarto de día de nacidos o desde el vientre de su madre, hasta 107 o mas años sin bautizar.  Cuando estas almas son bautizadas por sacerdotes, o en grupos de oración con sus respectivos nombres, son sacados del limbo por mi santa Madre María y llevados al Cielo, a través del Santo Rosario por los niños abortados o que nacieron y están sin bautizar siendo adultos.

Miren mis niños amados, como les estoy explicando como a niños pequeños de jardines o guarderías.  Y entonces mis pequeñitos amados, como les iba contando, viene lo mas tenebroso que son las tinieblas y la oscuridad.

La oscuridad es el pecado, y por si acaso, si no sabéis donde viven las tinieblas, les digo con mucho amor mis hijitos que las tinieblas viven en el infierno.

Oh pequeños hijitos, a Mí me encanta enseñar a los niños de guardería porque tienen una mentalidad virgen, pura, inocente, porque así lo que les enseñamos se les graba mejor.

Yo, Jesucristo, Rey de reyes y Señor de señores, les explico: El infierno queda mucho mas lejos, mucho mas distante.  Del Cielo al infierno, fíjense hijitos míos, que la separación y el límite es la tierra donde ustedes viven; Les pongo un ejemplo; es como si fueran a pie de Colombia a Francia, a China, a Italia o a Africa, o de Oriente a Occidente, de Norte a Sur de la tierra.  Esta es la distancia del Cielo y de la tierra, el infierno vive, o sea, existe, debajo de la tierra, en las profundidades, en los abismos.  Si el alma vive; sube al Cielo, y si muere baja al infierno, y si es para purificar el alma, va al otro extremo del infierno; que son las afueras.

Oh mis niños amados; el Cielo es sin fin, la tierra es sin fin, el infierno es sin fin.  Entonces mis niños, al infierno van las almas que cambiaron las Leyes, los Sacramentos y los Mandamientos de mi Padre Dios Yahvé, y no quisieron seguir el camino al Cielo.  Y para muchos que se preguntan si hay afueras en el infierno, les digo que si las hay, y se parecen a las orillas del mar, que si continúan entrándose mar adentro se ahogan si no sabéis nadar y sin llevar salvavidas (espirituales).  O es como si se arrimaran al borde de un precipicio con fuego, de seguro se quemarían.

Así viven las pobres almas en peligro de condenarse en las afueras del infierno, aquellas que no quisieron arrepentirse y que por aquellas personas que hallaron gracias de mi Padre Dios Yahvé, al orar sin descansar, mi Padre Dios las detuvo allí, y que por Nuestra gran misericordia al ver estas almas tan atormentadas por los demonios, también alcanzaron el grado de purificación desde las antiguas generaciones, y les estamos pidiendo urgente, urgente, urgente que oréis por estas almas antes de que se lleguen los 3 días de oscuridad.  Apocalipsis 20: 1-3: “Luego vi a un ángel que bajaba del Cielo y tenía en su mano la llave del abismo y una gran cadena.  Dominó al dragón, la serpiente antigua –que es el diablo y satanás- y lo encadenó por mil años”.  Y antes de que esto suceda, por sus oraciones de este final de días, -porque ya el tiempo no existe, ha quedado atrás-, estas almas no sean arrebatadas por satanás y encerradas con él en las profundidades del infierno, ya que el que cae allá, será por los siglos de los siglos.

Los bendigo a todos sin distinciones de razas.  A todos los amo en el Nombre de mi Padre Dios Yahvé, en el Nombre mío propio, en el Nombre de mi Santo Espíritu Santo.  Amén. Amén. Amén.

Instrumento anónimo.
Medellín, Colombia

2 comentarios:

  1. http://www.20minutos.es/noticia/70065/0/Vaticano/limbo/decidido/

    COMO PUEDE SER ENTONCES??

    ResponderEliminar