viernes, 22 de julio de 2011

MENSAJE DEL SEÑOR JESUS 15 DE JULIO DE 2011

MENSAJE URGENTE, URGENTE,
DE JESUCRISTO, JESUCRISTO, JESUCRISTO
REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES


HACED LO QUE ELLA OS DIGA.
ALGUNAS EXPLICACIONES
SOBRE LAS SANTAS LEYES DE DIOS
15 DE JULIO DE 2011
HORA: LA QUE ESTAIS VIVIENDO
MEDELLIN, COLOMBIA

Mis pequeños hijitos de mi Corazón Paternal, Yo, Jesucristo, Rey de reyes y Señor de señores, exhorto, invito, a todos los rebeldes, a los que me traicionaron, a los resentidos con mi Santa Madre la Iglesia Católica.  A todos estos hijos míos, todos son hijos de un mismo redil y un solo pastor.  A todos los colombianos y al mundo entero: vuelvan, vuelvan, vuelvan con urgencia a vivir, a reconocer la Leyes y los Santos Mandamientos, a revestirse de la conversión.  Es urgente, ya que hasta por miedo os vamos a salvar, es muy importante que meditéis y repaséis mis 10 Mandamientos y si habéis olvidado que existen, aquí en este mensaje, les hago mención de ellos.  Para todos los colombianos  que no nos quieren, que nos ignoran y no me quieren reconocer como Rey de reyes y Señor de señores.

Es urgente, urgente, urgente, que se les advierta el peligro que están viviendo y van a vivir en los próximos días.  A todos los colombianos que no conocen mis Santos Mandamientos, que son Leyes de Mi Padre Dios Yahvé, les digo:  Muchos por ignorancia no conocen nuestros Santos Mandamientos  y mas de una tercera parte de los colombianos no tienen los Santos Sacramentos. Y por todo es que os estoy diciendo, ya que estáis consagrados a nuestros dos corazones.  Es muy necesario e importante que nosotros como vuestros Padres del cielo, les avisemos del peligro en el que se encuentran.  Están viviendo y van a vivir todas estas advertencias, están basadas en nuestros 10 Mandamientos y en los Sacramentos, que son Leyes de Mi Padre Dios Yahvé.

Mis pequeñitos, hijitos de mi Corazón Paternal, mi Santa Madre María me dice: Hijo, ve y dile a todos los colombianos que se detengan, que hagan un alto en el camino, que van por el camino equivocado, que mi enemigo el diablo, satanás, los lleva derecho a las profundidades del infierno, donde será el llanto, el crujir de dientes, para toda la eternidad (Mateo 25: 41)

Yahvé Dios dijo a Moisés: Sube hasta Mi, al monte, quédate allí.  Te daré las tablas de piedra, la Ley de los Mandamientos que tengo para sus instrucciones (Exodo 24 12)

Los Mandamientos que deben de reparar son los siguientes:


MANDAMIENTOS


PRIMER MANDAMIENTO
AMARAS A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS

Si escuchas los mandamientos de Yahvé Dios, que Yo te prescribo hoy, si amas al Señor tu Dios, si sigues sus caminos y guardas sus Mandamientos, preceptos y normas, vivirás y te multiplicarás  (Deuteronomio  30: 16).

Guardarás puntualmente los mandamientos de Vuestro Dios, los dictámenes y los preceptos que os ha prescrito, harás lo que es justo y bueno a los ojos de Dios para que seas feliz y llegues a tomar posesión de la espléndida tierra que el Señor juró dar a vuestros padres (Deuteronomio 6: 17-18).

Digno eres Señor Dios nuestro, de recibir la Gloria, el Honor y el Poder, porque Tú creaste todas las cosas y por Tu voluntad existen y fueron creadas (Apocalipsis  4: 11).

Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente.  Este es el Mandamiento mas grande y primer Mandamiento.  El segundo semejante a éste es: Amarás al prójimo como a ti mismo (Mateo 22: 37-39).

SEGUNDO MANDAMIENTO
NO TOMARAS EL NOMBRE DE DIOS EN VANO

Es lícito cuando se jura con verdad, con justicia y con necesidad, sea vuestro lenguaje: si, si, no, no, que lo que pasa de aquí viene del maligno (Mateo 5: 37).

Hermanos, no juréis ni por el cielo, ni por la tierra, ni con otra especie de juramento, que vuestro si sea si y vuestro no sea no, para no incurrir en juicio (Santiago 5: 12).

TERCER MANDAMIENTO
SANTIFICARAS LAS FIESTAS

El tercer Mandamiento de la Ley de Dios es santificar las fiestas.  Recuerda el día del Señor para santificarlo (Exodo 20: 8).

CUARTO MANDAMIENTO
HONRARAS A TU PADRE Y A TU MADRE

Cuarto Mandamiento, honrarás a tu padre y a tu madre, para que se prolonguen tus días sobre la tierra que el Señor tu Dios te va a dar.

QUINTO MANDAMIENTO
NO MATARAS

Habéis oído que se dijo a los antiguos: No matarás, el que matare será reo de juicio.  Y os digo: que todo el que se irrita contra su hermano será también reo de juicio (Mateo 5: 21).

SEXTO MANDAMIENTO
NO COMETERAS ACTOS IMPUROS

El sexto Mandamiento de la Ley de Dios es: No cometerás actos contra la pureza.  No os engañéis, ni los impuros, ni los idólatras, ni los adúlteros,  ni los afeminados,  ni los homosexuales,  heredarán el Reino  de los  Cielos  de  Dios (I Corintios 6: 9-10).

SEPTIMO MANDAMIENTO
NO ROBARAS

El séptimo Mandamiento de la Ley de Dios es no hurtar, el que robaba que ya no robe, sino que trabaje con sus manos, haciendo algo útil para que pueda hacer partícipe al que se halle en necesidad (Efesio 4: 28).

OCTAVO MANDAMIENTO
NO LEVANTARAS FALSOS TESTIMONIOS NI MENTIRAS

No levantes testimonio falso, ni ayudes al malvado, dando testimonio injusto (Exodo 23: 1)

NOVENO MANDAMIENTO
NO DESEARAS LA MUJER DE TU PROJIMO

Noveno Mandamiento; No desear la mujer de tu prójimo , entendiéndose también para la mujer, no desear el marido de otra. No codiciarás la casa de tu prójimo, ni codiciarás la mujer de su prójimo (Exodo 20: 17).

DECIMO MANDAMIENTO
NO CODICIARAS LOS BIENES AJENOS

En el décimo Mandamiento, Dios prohíbe los deseos impuros de los bienes ajenos.  Si no fuisteis fiel con lo ajeno, ¿quien os dará los vuestro? (Lucas 16: 12).



LOS SACRAMENTOS

BAUTISMO

Pedro les contestó: Convertíos y que cada uno de vosotros se haga bautizar en el Nombre de Jesucristo, para remisión de vuestros pecados y recibiréis el don del Espíritu Santo (Hechos 2. 38)

Quien no renaciere del agua y del Espíritu Santo, no puede entrar en el Reino de Dios (Juan 3: 5).

CONFIRMACION

El Sacramento de la Confirmación nos fortalece junto con vosotros para alcanzar a Cristo y El nos ha ungido y nos ha marcado interiormente con su propio sello, comunicándonos el Espíritu Santo como garantía de lo que recibimos (II Corintios 1: 21-22).

RECONCILIACION

Jesucristo instituyó el Sacramento de la Reconciliación para el perdón de los pecados cometidos después del Bautismo.  Confesaos pues mutuamente vuestros pecados y orad los unos por los otros, para que seáis curados (Santiago  5: 16).

COMUNION

Los Obispos y los Sacerdotes convierten el pan y el vino en el Cuerpo y en la Sangre de Cristo, cuando celebran la Santa Misa, en el momento de la Consagración: “Este es mi Cuerpo que por vosotros será entregado, haced esto en memoria Mía” (I Corintios 11: 24).

UNCION DE LOS ENFERMOS

¿Está alguno enfermo entre vosotros?, llame a los presbíteros de la Iglesia, que oren sobre él y lo unjan con óleo en el Nombre del Señor (Santiago 5: 14).

ORDEN

Designaron Presbíteros en cada Iglesia y después de hacer oración con ayuno, los encomendaron al Señor, en quien habían creído.  Te exhorto a que avives la gracia de Dios que reside en ti por la imposición de mis manos (II Timoteo 1: 6).

MATRIMONIO

Y creó Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios los creó, macho y hembra y los bendijo y des dijo: “Sed fecundos y multiplicaos y llenad la tierra y sometedla, dominad en los peces del mar, en las aves del cielo y en todo animal que serpentea sobre la tierra (Génesis 1: 27-28).

El matrimonio civil no es Sacramento ni es matrimonio para los cristianos católicos, sino una unión gravemente culpable ante los ojos de Dios y escandalosa para el prójimo.

El respondió: No está bien tomar el pan de los hijos y echárselo a los perritos (Mateo 15: 26).


Así ha sido, así es y así será, mis pequeños hijitos de mi Corazón Paternal.  Yo, Jesucristo, Rey de reyes y Señor de señores de toda la humanidad y para todos los colombianos, les dejo este recordatorio de Mandamientos y Leyes que son de mi Padre Dios.  Si no cumplís todas estas advertencias, entonces es urgente que sepáis lo que está ocurriendo.

¡Hay! De los pastores de Colombia y del mundo entero, que dejan perder las ovejas de mis pastos (Jeremías 23: 1), mas en los profetas de Jerusalem he observado una monstruosidad; Fornican y proceden con falsedades, la mano con los malhechores sin volverse cada cual de su malicia.  Se me han vuelto todos ellos cual Sodoma y a los habitantes de las ciudades cual Gomorra.  Dice mi Padre Dios Yahvé, les va a dar de comer ajenjo y les va a dar de beber agua emponzoñada, porque a partir de los profetas de Jerusalem, se han propagado la impiedad por toda la tierra colombiana y del mundo entero.

No escuchéis las palabras de profetas que os profetizan, os están embaucando, os cuentan sus propias fantasías y no cosas por boca de Yahvé Dios (Jeremías 23: 14-16).

Y por todo esto, Yo, Jesucristo, Rey de reyes y Señor de señores, les estoy explicando todo esto por profetas que hablan por boca de mi Padre Yahvé fielmente, los Mandamientos que son las Santas Leyes, ¿o es que así queréis llegar al final de los tiempos y queréis cambiar nuestros Santos Mandamientos al amaño del hombre y servirle a satanás el diablo?, seguid así si os parece mejor.  O arrepentíos, arrepentíos, arrepentíos, pueblo colombiano y del mundo entero, especialmente guerrilla (Farc, ELN) y a todos los que se alzan en armas para quitar la vida de sus hermanos, sea el que sea es mi hijo.  Si se arrepienten, los perdono, así sea por miedo.

A los colombianos que son ladrones, asesinos, brujos, satánicos, homosexuales, atracadores de nuestro templo; mi Santa Casa, adúlteros, fornicadores, si no se arrepienten junto con los abortistas, madres y médicos, caerá sobre vosotros la justicia de mi Padre Dios Yahvé, que ya está cayendo y no os habéis dado cuenta.  ¡Oh! Hijos rebeldes, caerá sobre vosotros, colombianos a los que no reconocieron los diez Mandamientos, les caerá estas diez plagas de Egipto que son:

1-               El agua se convierte en sangre         Exodo 7: 14-25
2-               Las ranas                                      Exodo 14: 26-29 - Exodo 8: 1-11
3-               Mosquitos                                     Exodo 8: 12-15
4-               Los tábanos                                  Exodo 9:1-7
5-               Muere el ganado                            Exodo 9: 1-7
6-               La úlcera                                       Exodo 9: 8-12
7-               La granizada                                 Exodo 9: 13-35
8-               Las langostas                                Exodo 10: 1-20
9-               Las tinieblas                                 Exodo 10: 21-29
10-          Anuncio de la décima plaga             Exodo 11: 1-10

¡Oh! Mis niños colombianos y de todo el mundo, si queréis mas de encima, Mi Padre Dios Yahvé dejará caer su justicia y ya la están viviendo de país a país y ya que muchos de vosotros no quisisteis cumplir por boca de Mi Padre Dios Yahvé los siete Santos Sacramentos, se les avecina lo siguiente:

1-               La Célebre ramera                              Apocalipsis 17: 1-7
2-               Simbolismo de la bestia y la ramera     Apocalipsis 17: 8-18
3-               Un ángel anuncia la caída de Babilonia  Apocalipsis 18: 1-3
4-               Huída del pueblo de Dios                    Apocalipsis 18: 4-8
5-               Lamentaciones por Babilonia             Apocalipsis  18: 9-24
6-               El primer combate escatológico            Apocalipsis 20: 1-6
7-               El reino de los mil años                      Apocalipsis 20 1-6


¡Hay!, ¡hay!, ¡hay!, mis pequeños niños colombianos y de todo el mundo, mi Santa Madre María me dijo que les recordara todo esto, ya que las madres sufren mucho por la pérdida de sus hijos.  Yo, Jesucristo, Rey de reyes y Señor de señores, como vuestro Padre, también sufro cuando veo que tan perdidos están mis hijos. 

Pero ánimo, ánimo, ánimo, que si queréis hacer un alto en el camino, ya estoy preparado para otorgarles mi perdón.  Venid benditos de Mi Padre a poseer los reinos de los cielos, que allá tengo preparada la Nueva Jerusalen bajada del cielo a la tierra.  Corred, corred, corred, pueblo colombiano y del mundo entero, a prepararos para nuestro encuentro, si acaso nos traemos algunos de los nuestros es para que desde aquí les preparen y allanen los caminos.

Orad, orad y orad incansablemente noche y día el Santo Rosario a Mi Santa madre y el mío de la Divina Misericordia.

Reciban mi abrazo Paternal y el de Mi Padre Dios.  Queden cubiertos con el Santo Manto de Mi Madre en la advocación del Carmen.

Bendiciones, bendiciones, bendiciones.  Amén. Amén. Amén.

Instrumento anónimo.

Medellín, Colombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada