domingo, 31 de marzo de 2013

MENSAJE DE DIOS PADRE YAHVE 29 MARZO 2013


MENSAJE URGENTE, URGENTE, URGENTE,
DE VUESTRO PADRE DIOS YAHVE,
EL PADRE DE JESUCRISTO,
REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES


29 DE MARZO DE 2013
HORA: LA QUE ESTAIS VIVIENDO
MEDELLIN, COLOMBIA

“OH MIS PEQUEÑOS, LES ESTOY AYUDANDO A CAMINAR,
SIN QUE  SE CAIGAN, COMO CUANDO UN PADRE
AYUDA A DAR A SU HIJO  LOS PRIMEROS PASOS”

Oh pequeños hijitos de mi Corazón Paternal, Yo, el Padre de Mi hijo Jesús, el Padre de mi hija María y madre de Mi Hijo amado y de toda la humanidad, no puedo dejarlos tan solos en estos momentos de estar llevando la cruz pesada de Mi Hijo Jesucristo.  El, Yo y mi hija María somos los cirineos que con tanto amor les estamos ayudando a llevar vuestras cruces de cada día y de cada noche.  Es en esta Semana Santa que se os hace mas pesada y muy fatigosa.

No se desanimen, continuad llevando la cruz con fe, amor y alegría, será nuestra fortaleza que os va guiando sin mirar hacia atrás, ni mirar el pasado.  No, no y no mis niños, es mirando hacia delante, como soldados valientes al combate espiritual contra los espíritus de abajo con satanás, el diablo, y sus aliados.  Continuad, seguid mis pasos y los de Mi Hijo Jesucristo, sin deteneros, confiando en el apoyo y ayuda de mi santa Hija María, que los guía de su Santa Mano, empuñando en su mano el Santo Rosario y las armas de oraciones y de protección que ella les ha dado, para que las oren con ella.

Mi mano, mi brazo fuerte y poderoso los sostendrá hasta el final, a todos los que quieran seguirme a la Nueva Jerusalén prometida.  Tomen las riendas espirituales, empezad a vestiros cada uno en esta Semana Santa 2013, con el vestido del estandarte del Ejército Mariano; es con mi hija María, y Madre de la Iglesia, que vais a recorrer esta Semana Santa, ya que esta Semana Santa no se queda en una semana, ella continuará mas que la semana, será la Semana Santa mas larga de la humanidad y de la historia y también la de mis hijos científicos, que no pudieron descubrir con su avanzada ciencia, lo que a través de esta Semana Santa, iba a continuar.

Los científicos no han descubierto, ya que sus mentes están tan embotadas en la ciencia del hombre, no han podido descubrir mis misterios Santos y Divinos.  Pero aún me queda un consuelo muy grande; que no me pesa ya que les advertí y los exhorté a que se arrepintieran de todo corazón junto con sus familias, y que se refugiaran en los dos corazones de Mi Hijo Jesucristo, Rey de reyes y Señor de señores, y en el corazón amantísimo de mi hija María y Madre de Mi Iglesia.

Ya en vuestras manos está la conversión o la condenación: a todos los quiero salvos.  No habrá ningún planeta, ni espacio, ni Marte, ni Júpiter, que podáis ir, solamente a mis tierras ya purificadas, para bajar la Nueva Jerusalén, engalanada como la novia, a esposarse con la Iglesia, renovada, y no como el hombre la piensa renovar y modificar.

A vosotros también os amo y por esto debo hablaros así con Mi Amor y Mi ternura de un buen padre.  Se que vosotros también estáis confundidos por todo, y se que muchos acontecimientos no se dan como vosotros lo esperaban, científicamente hablando.

Oh pequeños niños de Mi Corazón Paternal, Yo vuestro Padre Dios Yahvé, os advierto todo esto y mucho mas, para que vean que estamos con ustedes y en cada uno, advirtiéndoles del gran peligro que está ya sobre vosotros.

A todos mis hijos en el mundo entero y hasta donde alcancen nuestros mensajes de amor, preparación, advertencia, milagro y castigo; que Yo vuestro Padre Dios Yahvé, estoy utilizando los últimos recursos, llamándolos a la conversión en este día 29 de Marzo de 2013 en el que se recuerda la dolorosa Pasión de Mi Hijo Jesucristo, Rey de reyes y Señor de señores.

Desde aquí, desde Mi Santo Trono Trinitario, Padre, Hijo y Espíritu Santo, veo como corren ríos de mis hijos en el mundo entero, contemplando el Viacrucis de Mi Hijo amado, que todavía sigue recorriendo a través de las Santas y Divinas imágenes en estos pasos Bíblicos e históricos, que fueron hechos en realidad.

Mi Corazón de Padre se regocija al mirar a mis hijos viviendo paso a paso las ceremonias de la Semana Mayor.  Veo mis dulces hijitos que son mas los buenos que los malos.  No pierdan los pasos, continuad con paso firme hacia la conversión.

No ven mis pequeños amados como también les decimos en Segunda Epístola a Timoteo 2:1-13: “Tu, pues, hijo mío, mantente fuerte en la gracia de Cristo Jesús, y cuanto me has oído en presencia de muchos testigos, confíalo a hombres fieles que sean capaces a su vez de instruir a otros.  Soporta las fatigas conmigo como un buen soldado de Cristo Jesús.  Nadie que se dedica a la milicia se enreda en los negocios de la vida, si quiere complacer al que le ha alistado, y lo mismo al atleta, no recibe la corona si no ha competido según el reglamento, y el labrador que trabaja, es el primero que tiene derecho a percibir los frutos.  Entiende lo que quiero decirte, pues el Señor te dará la inteligencia de todo.  Acuérdate de que Jesucristo, resucitado de entre los muertos, descendiente de David, según mi Evangelio, por el estoy sufriendo hasta llevar cadenas como un malhechor, pero la Palabra de Dios no está encadenada.  Por esto todo lo soporto por los elegidos, para que también ellos alcancen la salvación que está en Cristo Jesús, con la gloria eterna.  Es cierta esta afirmación: Si hemos muerto con El, también viviremos con El.  Si nos mantenemos firmes, también reinaremos con El.  Si le negamos, el nos negará.  Si somos infieles, El permanecerá fiel, pues no puede negarse a sí mismo”.

No veis mis niños amados que sencillo les estoy explicando al pie de mis Santas Escrituras.  No veis que sois niños indefensos, que Yo vuestro Padre Dios Yahvé no puedo dejarlos a la intemperie desprotegidos al acecho de vuestro enemigo satanás, el diablo, confiad en mi hija María y madre vuestra.   Orad, orad y orad por todo el mundo.  Los amo a todos sin distinciones.  + Bendiciones + Bendiciones  + Bendiciones, de vuestro Padre Dios Yahvé.  Amén. Amén. Amén.

Instrumento anónimo
Medellín, Colombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada